Casas flotantes de Rivage

Leer el artículo destacado forward

El concepto Rivage propone recuperar espacios de agua dulce mediante instalaciones flotantes de alta eficiencia energética, gran durabilidad y un concepto sostenible en el uso de materias primas renovables.

Esta ha sido una de las construcciones más innovadoras en que ha participado Garnica. Se trata de varios proyectos que combinan alojamientos en lugares poco habituales, como lagos y árboles, con entornos naturales increíbles. Las casas flotantes están pensadas para alquiler vacacional y se sitúan en el norte de Francia.

El tipo de construcción requería un sistema ligero que permitiera la flotabilidad de forma sencilla, de alta eficiencia energética y en el que se usaran materiales de origen sostenible y renovable, además de duraderos en condiciones cambiantes de humedad y temperatura.

Todos estos requerimientos se logran con el contrachapado Duraply de Garnica, que aúna ligereza del chopo con la durabilidad de un innovador tratamiento aplicado al tablero. La gama de tableros Duraply está compuesta por madera de chopo de plantación, el 100% del tablero ha sido modificado con un innovador tratamiento que le aporta excepcional durabilidad en espacios exteriores. Cuentan con una garantía de 15 años (+ info duraply.one) contra la delaminación, el ataque de hongos e insectos xilófagos. Gracias a que todo el tablero ha sido tratado, la durabilidad está garantizada incluso después de lijar, cortar o mecanizar.

La estrecha colaboración del equipo técnico de Garnica y los promotores Rivage Constructions Flottantes dio como resultado unas casas flotantes de auténtico ensueño. Estas imágenes, corresponden al montaje del primer modelo, un alojamiento de 40 m2 flotante, y próximamente se instalarán el resto de vivienda, con un total de 10 proyectos.

Gracias a un sistema constructivo basado en módulos geométricos, fue posible diseñar construcciones flotantes a medida, equipadas con todos los niveles de confort esperados, y que además son escalables y no pierden de vista el cuidado del medio ambiente.

Todo el proceso de diseño se lleva a cabo desde un punto de vista sostenible, buscando no dejar huella en el entorno natural:

  • Para su construcción, se utilizan materiales renovables de origen sostenible, como es el contrachapado Duraply de Garnica.
  • Reciclaje de todos los materiales de construcción utilizados, además de posible reubicación de cualquiera de las construcciones en otros entornos.
  • Las casas flotantes utilizan energías renovables en su suministro.

El chopo con el que se fabrican los tableros Duraply de Garnica proviene de plantaciones europeas próximas a los centros de producción. Además, el chopo es una de las especies más sostenibles, destacando por su gran absorción de CO2 y su rápido crecimiento, para que la sustitución sea más veloz y el impacto medioambiental sea mínimo.

Además de las casas flotantes, Rivage ha diseñado cabañas sobre los árboles que ofrecen un espacio singular perfectamente equipado en un ambiente tranquilo y natural. Además, también dispone de otros proyectos como son las piscinas flotantes a base de madera resistente a la putrefacción y adaptadas a personas con movilidad reducida.

< Categorías
Puede que te interese