Propiedades de la madera: por qué es un material perfecto para el hogar

Leer el artículo destacado forward

La madera cuenta con propiedades físicas y mecánicas que la convierten en un material muy atractivo para las construcciones interiores y exteriores de nuestras viviendas. Conoce sus características: aislante, resistente, renovable y mucho más.

La madera es un material que extraemos del tronco de los árboles y se utiliza en multitud de elementos constructivos y también como combustible. Al retirar la corteza del tronco encontramos madera en su interior; es el tejido que forma la masa de los árboles, con anillos que van creciendo y nos dan información sobre su edad. Las marcas que crean estos anillos en la madera se llaman vetas, una especie de dibujo único en cada árbol y que es una propiedad estética de la madera muy decorativa.  

La madera, junto con la piedra, ha sido el primer material usado por la humanidad para su supervivencia. Son los elementos más antiguos que han sido manipulados por humanos: producción de herramientas útiles para la caza, como arcos y flechas; la fabricación de las primeras ruedas, embarcaciones, soportes de madera para construcciones medievales, carros, envases, muebles, objetos decorativos y obras de arte. La versatilidad de la madera no conoce límites. 

Con el tiempo los humanos hemos aprendido a trabajar la madera para crear con ella tableros de madera maciza o procesada. La madera procesada se forma por la aglutinación de trozos de madera mediante adhesivo y presión. Algunos ejemplos de este tipo son el aglomerado, los tableros de virutas o el contrachapado, que consiste en láminas de madera maciza encoladas entre sí a contraveta.

¿Cuál es el secreto de este material? ¿Por qué arquitectos, carpinteros y obreros durante siglos de historia han recurrido a la madera y lo siguen haciendo? Las propiedades de la madera son su mejor arma. Si aún no conoces las características de la madera, entenderás mejor el por qué de su éxito.  

propiedades de la madera
Las propiedades principales de la madera


Propiedades mecánicas de la madera


Las propiedades resistentes de la madera son muy bien valoradas en la construcción. Normalmente, cuanto más pesada sea la madera mayor será su resistencia (aunque hay algunas excepciones). Pero, ¿a qué puede resistir exactamente la madera? A la tracción, por ejemplo. La madera es perfecta para el trabajo a tracción y especialmente en dirección paralela a las fibras, no perpendicular. Si hay una rotura por tracción, se producirá de forma súbita. La madera también resiste a la compresión, sobre todo cuando mayor es la densidad del material. En ello ayuda también la falta de humedad. En los tableros contrachapados, la resistencia es especialmente alta gracias a la alternancia de chapas que se unen en dirección contraria a la veta. Además, se consigue también una mayor uniformidad y estabilidad dimensional.

Otra de las características mecánicas de la madera es que es un material elástico. Un tablero de madera puede alterar su forma y después regresar a su estado original sin daños mayores en la estructura. Esta propiedad es tremendamente útil a la hora de construir viviendas y embarcaciones: el material se puede adaptar a los cambios de temperatura o a la sujeción de pesos sin poner en peligro la salud del elemento construido. 


Propiedades físicas de la madera


Una propiedad muy curiosa de la madera es la llamada higroscopicidad. Se trata de la capacidad de absorber la humedad del entorno. La madera se contrae y expande en función de la humedad, es un material vivo y su efecto depende del tipo de madera aunque, como ya hemos dicho, la elasticidad protege las construcciones y le permite volver a la posición original sin daños notables. En el caso de los tableros contrachapados, tienen mayor resistencia a la humedad y una durabilidad larga.

Entre las propiedades y características de la madera también está la densidad. No es la misma en todas las especies, por supuesto; cada tipo de madera tiene un peso, marcado por las condiciones climáticas que influyen en el crecimiento. Hay especies más ligeras (que suelen ser las que crecen más rápido), así que la variedad de opciones es un punto a favor de este material; sean cuales sean tus requerimientos, habrá un tipo de madera que encaje en ellos. Si buscas ligereza, el contrachapado de chopo es la mejor opción para ti: tableros de bajo peso, uniformes y estables.

Propiedades de la madera

En Garnica contamos con tableros contrachapados de madera de chopo y combinamos con otras especies para mejorar el rendimiento. El chopo es una especie que se caracteriza por su ligereza, que ayuda a reducir el peso de las construcciones y disminuir el combustible cuando son móviles. Cuando usamos caras de especies decorativas, las propiedades ópticas se multiplican; en función de la especie de madera que usemos en su cara podemos conseguir una veta singular y diferentes tonalidades. La estabilidad, uniformidad y facilidad de mecanizado son propiedades del contrachapado de Garnica que aseguran la máxima calidad del producto. Duraply es una gama que lo ejemplifica a la perfección, que además lleva un tratamiento para ser usado en exteriores y ambientes de alta humedad.

Por último, no podemos olvidarnos de la sostenibilidad. En Garnica producimos tableros con un modelo que prioriza el uso de madera de proximidad, de plantaciones europeas en vez de tropicales. Además, las propiedades de la madera natural del chopo nos señalan que absorbe CO2 en grandes cantidades, devolviendo oxígeno a la atmósfera, y destaca por su labor purificadora de aguas. En definitiva, la madera es una joya para arquitectos que planteen toda clase de construcciones y, en concreto, la madera de chopo te asegura un resultado óptimo, resistente, decorativo y duradero sin perder de vista el medio ambiente.

< Categorías
Puede que te interese