Madera de plantación sostenible

Garnica es líder y motor de cambio en la transición hacia materias primas locales y sostenibles frente a la importación de maderas tropicales.

En nuestro proceso empleamos madera de proximidad fundamentalmente de chopo, pino y eucalipto proveniente de plantaciones europeas ubicadas en su gran mayoría en España y Francia.

El chopo, aliado contra el cambio climático

El chopo es una de las especies del planeta con mayor absorción de CO2, una media de 22 toneladas ha/año, que destaca por su rápido crecimiento y labor de purificación de aguas. 

A su vez, los productos derivados del chopo son grandes captadores de dióxido de carbono, cada m3 de tablero absorbe 800kg de C02, devolviendo a la atmósfera importantes cantidades de oxígeno.

Cultura de economía circular y residuo cero

La circularidad de los procesos y la minimización del desperdicio son dos objetivos fundamentales para Garnica.
Apostamos por un modelo productivo “lean” basado en la sostenibilidad y mejora continua aprovechando la totalidad de los recursos, integrando los subproductos dentro de nuestros procesos o dándoles salida en otras industrias.

Fomento del entorno rural

La ubicación de Garnica en zonas rurales contribuye a la generación de empleo y a la mejora de la calidad de vida en los entornos locales.

Nuestros centros se ubican principalmente en municipios con menos de 5.000 habitantes generando puestos de trabajo estables, permitiendo fijar población, ampliar servicios y mejorar las infraestructuras de la zona.

Responsabilidad con la sociedad

Garnica lleva a cabo numerosas iniciativas en diferentes ámbitos como parte de nuestro compromiso con la sociedad.

Trabajamos con programas específicos que dan apoyo a la formación dentro y fuera de la empresa, que buscan mejorar la salud, la diversidad e igualdad del equipo Garnica y colaboramos con organismos locales dando respuesta a las necesidades sociales.

Puede que te interese