Casas sostenibles de madera: apuesta por un hogar ecológico

Leer el artículo destacado forward

Disfrutar de una vivienda sostenible es una prioridad emergente para muchas familias. Cuidar los materiales de tu hogar, reducir el consumo de energía y aprovechar las horas de sol es un buen modo de comenzar.

La sostenibilidad es un concepto que, poco a poco, se ha hecho hueco en la agenda pública y se ha popularizado entre los ciudadanos. Hoy en día, la mayoría conocemos el término y lo vemos de forma positiva: necesitamos un mundo más sostenible para cuidar del planeta y vivir en armonía con la naturaleza, sin explotar sus recursos. 

Vivir en coherencia con los principios de la sostenibilidad empuja a mucha gente a apostar por las viviendas sostenibles. Pero, ¿qué necesita una casa para ser sostenible? La clave está en disminuir al máximo el consumo energético y, a su vez, promover las energías renovables. La elección de materiales respetuosos con el medio ambiente, la reducción de los residuos, la orientación de la vivienda o el ajustarse las necesidades de mantenimiento también son un imprescindible. Tanto si vas a construir una casa sostenible desde cero como si quieres adaptar la tuya para ser más ecológica, hay algunos consejos que te ayudarán a afrontar el desafío. 

 

casa sostenible


Consejos para crear casas sostenibles y ecológicas


La importancia de la orientación


Si te preguntas cómo construir una casa sostenible, lo primero que debes plantearte es la orientación de la vivienda. El objetivo es aprovechar al máximo las horas de sol para reducir el consumo de electricidad y/o gas. Por lo general, si vives en el hemisferio norte tu casa debería estar orientada hacia el sur, sureste o suroeste. 

La carta solar es un documento que nos explica el recorrido del sol en un punto concreto; obtenerlo nos ayudará a entender que parte de la casa recibirá más o menos sol, y replantear así la distribución de las habitaciones y ventanas. 


El material aislante es tu aliado


Aislar los techos, las paredes y los suelos es una de las claves del diseño de casas sostenibles. La razón es muy sencilla: mantener la casa fresca en verano y templada en invierno, elevando la eficiencia energética del hogar. 

La madera es un excelente aislante térmico y, además, disipa las ondas de sonido y reduce el eco. Revestir por dentro y por fuera con tableros de madera es una idea para casas sostenibles muy acertada; si además eliges tableros contrachapados para casas que combinan madera con otros materiales aislantes, como la gama Ultralight de Garnica, el efecto de reducción de frío/calor y el ruido es aún mayor. 


Busca la etiqueta energética en los electrodomésticos


Los electrodomésticos cuentan con etiquetas energéticas que clasifican el rendimiento de los aparatos en 7 letras, de la A a la G. Los electrodomésticos de clase A son los más eficientes y los de clase G los que menos. A la hora de adquirir o renovar los electrodomésticos en casa, fijarse en esta etiqueta puede significar un ahorro importante a largo plazo. Además, cambiar las bombillas por otras de bajo consumo también crea un impacto positivo.


Uso de fuentes de energía renovables


Entre las características de una casa sostenible, el aprovechamiento de recursos naturales es un hecho principal. Instalar fuentes renovables de energía es una apuesta de futuro; al principio será una inversión costosa, pero con el tiempo notarás el ahorro. Esta opción es sobre todo útil en áreas con muchas horas de sol, donde se puede sacar partido de las placas fotovoltaicas o de una caldera solar.


Apuesta por los materiales sostenibles


A la hora de plantear la construcción de una casa sostenible, elegir bien los materiales es la mitad del trabajo. La madera, por ejemplo, es una alternativa más ecológica (y económica) frente al ladrillo y el hormigón. En general, los materiales naturales, que no derivan del petróleo, que son biodegradables y que podemos reciclar son los que buscamos para poder decir que nuestra vivienda es realmente sostenible. Además de la madera y los productos derivados, la piedra natural o artificial, la teja, la pizarra, la arcilla, la cal, el corcho y la pintura natural son algunos otros ejemplos de elementos poco (o nada) nocivos para el medio ambiente. 

 

casa sostenible


¿Conoces las casas prefabricadas sostenibles? 


Las casas sostenibles de madera son opciones más ecológicas respecto al tradicional hormigón y ladrillo. Eso sí, siempre que su producción se haya llevado a cabo respetando los bosques y asegurando su supervivencia.

Existe un perfil de vivienda muy innovador que aglutina todos los preceptos de la sostenibilidad para cambiar la forma en que vivimos. Son las casas sostenibles modulares: viviendas prefabricadas que apenas generan residuos y diseñadas para poderse reciclar cuando se termine su vida útil. Ya sean prefabricadas o modulares (hay ligeras diferencias en el proceso de creación),  lo que tienen en común es la apuesta por la madera como material constructivo. En el catálogo de Garnica encontrarás la gama G-brick: paneles estructurales aislantes de alta eficiencia energética con excelentes prestaciones para la construcción de casas prefabricadas. 

 

casa sostenible

 

Garnica posee los certificados de sostenibilidad más exigentes, que atestiguan que la madera de nuestros tableros contrachapados se extrae de territorios forestales con una gestión sostenible y plantaciones renovables. Así que si te planteas diseñar o adaptar un hogar sostenible, puedes confiar en el catálogo de Garnica. 
 

< Categorías
Puede que te interese