Preparación del terreno y plantación

Leer el artículo destacado forward

El primer paso para desarrollar una plantación productiva de chopos es la elección del terreno adecuado. Antes de plantar se prepara el terreno, se eliminan los restos de corta y tocones si los hubiera, se nivela lo suficiente para poder realizar con comodidad las labores posteriores de marcado de la chopera y laboreos de mantenimiento futuros.

En el caso de que existan tocones de una plantación anterior, el destoconado se podrá arrancar y enterrar con retroexcavadora en la misma parcela, astillándolos in situ mediante una barrena destoconadora helicoidal, o mediante el destoconado químico, en el que se emplea un herbicida sistémico no residual para evitar su rebrote y competencia con la plantación futura.

Posteriormente se procede al marcado de la misma, generalmente con un tractor y un rejón, señalando los puntos donde serán plantados los chopos mediante una malla generada por líneas paralelas y perpendiculares a la distancia elegida, generalmente a seis metros.

Antes de plantar, tendremos que haber elegido bien el clon que mejor se adapte a nuestro terreno, procedente de un vivero oficial que asegure su calidad y adecuado estado fitosanitario y desarrollo, lo cual juega una importancia crucial en el éxito de la plantación. Esta planta tendrá que manipularse con sumo cuidado para evitar su desecación. Se deberá cortar en el vivero y transportarla a la plantación de forma inmediata y aviverándola  en una zanja con agua nada más llegar a la parcela.

Si el método de plantación elegido es a raíz profunda, la retroexcavadora abrirá un hoyo de plantación hasta encontrar el nivel freático estival poniendo la planta por debajo de este nivel. Dicho hoyo será tapado con la tierra de la apertura del siguiente hoyo de plantación.

Si el método de plantación elegido es el de raíz superficial, con una retroexcavadora pequeña o una barrena ahoyadora, haremos los hoyos a una profundidad de entre 80 cm y 1 m  para colocar las plantas de chopo, que posteriormente iremos tapando.

En ambos tipos de plantación lo ideal es que la planta sobresalga por encima del terreno entre dos y tres metros una vez haya sido plantada.

< Categorías
Puede que te interese